FANDOM


Raquel Murillo es un personaje de La casa de papel. Es la inspectora al cargo de resolver el atraco a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

Descripción

La inspectora, responsable policial del secuestro. A la Inspectora Raquel Murillo este asunto le viene en el peor momento. El secuestro con rehenes que tiene que negociar le cae en la fiesta infantil de su niña Paula, de 7 años. Con una tensión creciente en su vida por la gestión imposible de una custodia arrebatada a su ex marido. No obstante, y casi para su sorpresa, la burbuja en la que está a punto de ingresar, 24 horas al día durante once días, le da mucho más de lo que le quita.

Biografía

¡Atención! La sección que aparece a continuación contiene importantes detalles acerca de la trama. Se recomienda evitar su lectura sin haber visto la serie.

Previa al atraco

Unos años atrás, mantuvo una breve relación con su compañero Ángel Rubio. La relación no fue a más, ya que ella lo rechazó alegando que no quería mezclarse entre compañeros de profesión. Desde entonces ha seguido siendo su gran amiga, todo y que deduce que Ángel está enamorado de ella. (El día de la marmota)

Raquel Murillo estaba casada con Alberto Vicuña, con quien tuvo una hija llamada Paula. Durante algunos años, ejerció violencia psicológica sobre ella, y luego física; motivo por el cual finalmente decidió divorciarse, aunque sin denunciar dichos hechos. Un tiempo después, Alberto decidió empezar a salir con la hermana de Raquel. Fue entonces cuando quiso proteger a su hermana, y presentó una denuncia por el maltrato que sufrió de su parte en el pasado. (Errar al disparar).

El día del atraco, Raquel se encuentra en su casa junto a su madre y su hija. La segunda le reprocha que al día siguiente será su aniversario, y que por su culpa su padre no asistirá al mismo. Entonces, es interrumpida por una llamada que le informa acerca del atraco a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, y pidiéndole en su día libre que se encargue del caso. (Efectuar lo acordado)

Empieza el atraco

Ya en la Fábrica, se encuentra con el subinspector Ángel Rubio en la carpa situada a las afueras de dicho edificio. Tras conocer la situación, conoce que también están allí los GEOS, bajo el mando de Suárez; y que incluso el CNI ha enviado al Coronel Prieto debido a un conflicto diplomático.

Prieto y Suárez coinciden en que deben entrar para reducir a los atracadores y liberar a los rehenes, pero ella se niega por la mala idea que supone. Tras un intento de entrar en la Fábrica, los atracadores consiguen persuadir a la policía de enfrentarse, y Suárez ordena retirarse del edificio.

Poco tiempo después, intenta llamar a su madre desde un bar. No obstante, se queda sin batería. Allí, El Profesor se ofrece amablemente a ayudarle.

Raquel gana los primeros combates

Raquel llama al Comisario para indicarle su dimisión por las reticencias con Prieto. Luego se dirige a casa, donde celebra el cumpleaños de su hija. Allí aparece su ex-marido de nuevo, al que no deja entrar. A continuación, el Comisario le devuelve la llamada, convenciéndola para que siga al mando del caso.

Gracias al error de Río, los policías consiguen revelar su identidad y la de Tokio. A continuación, vuelve a hablar con El Profesor, al que le hace saber su descubrimiento, y le ordena que se rindan.

Tiempo después, vuelve al mismo bar, donde se reencuentra con El Profesor. Murillo empieza a sospechar de él, y creyendo que es periodista le reduce. Él se presenta con la identidad falsa de Salvador Martín para conseguir ganarse su confianza poco a poco.

Continúan sus problemas personales

Raquel sigue entablando confianza con El Profesor, dada la gran ayuda que recibe por parte de éste. Paralelamente al atraco, debe lidiar con los problemas respecto a su ex-marido, que se ha llevado a su hija sin permiso. Como parte de su desahogo, la inspectora le cuenta todos los problemas que tiene al Profesor.

En cuanto al trabajo, la banda no quiere dar el brazo a torcer respecto a su rendición. Ella debe enfrentarse a dos difíciles decisiones: el intento de fuga de Moscú, y la salida a la azotea que termina con Arturo abatido por ellos mismos.

Intento fallido de entrar

Raquel infiltra a Ángel con un médico y enfermero en la Fábrica para curar a Arturo. Mientras, planea que Suárez se infiltre entre los atracadores y rehenes.

Tras haber operado con éxito a Arturo, Ángel le dice que el plan no funcionará, porque los atracadores se han cambiado de máscaras. Entonces, le dice a Suárez que aborte el plan y regrese con ellos.

La confesión de Ángel y las primeras pistas

Ángel le llama a mitad de noche, celoso por su nueva relación con El Profesor. Entonces, le recrimina su menosprecio hacia él, y el hecho de romper su regla de no tener relaciones con agentes, al haberse casado con Alberto. Yendo más allá, le confiesa el amor que siente hacia ella, y que incluso dejaría a su mujer si se lo pidiera.

Momentos después habla con su madre. Ella se asusta al notar una fuerte pérdida de memoria de su progenitora, aunque ésta no confiesa su problema e intenta quitarle importancia.

Raquel negocia con El Profesor. Éste insiste con el barco, mientras ella le pide liberar a ocho de los rehenes. Paralelamente, descubren el vehículo usado por Tokio y Río en su primera visita a la Fábrica. En una nueva llamada, Murillo exige la liberación de Alison bajo la petición de Prieto. Sergio le ofrece a cambio liberar a la hija del diplomático de forma individual. Ésta accede, bajo la responsabilidad del coronel.

La policía llega al desguace donde se encuentra el Seat Ibiza del Profesor. No obstante, éste ya ha limpiado las pruebas, y a cambio deja a propósito una de Berlín. Momentos después se dan cuenta de que se han cruzado con El Profesor hace unos segundos, pero éste consigue escapar a tiempo. Los problemas no terminan ahí: El Profesor ha filtrado a la prensa la delicada negociación sobre Alison.

Tras la pista del Profesor

Raquel consigue que Nikolai y Almansa hagan un retrato robot del Profesor. Por otro lado, recibe duras críticas por parte de la prensa acerca de su negociación respecto a Alison. Prieto le pide disculpas por ello e intenta mantener una mejor relación entre ambos.

En lo personal, descubre que Paula está totalmente a favor de su padre, y le promete que cuando el atraco termine estará más tiempo con ella.

La inspectora sospecha de que tiene un topo entre la policía, por lo que decide mantener en secreto la información más sensible, excepto por Ángel y Prieto. Tras conocer la identidad de Berlín, se reúne con su antiguo compañero de celda, que le da una pista sobre su enfermedad degenerativa.

Cuando el retrato del Profesor está finalizado, éste amenaza a Nikolai y termina por borrarlo.

Raquel entra en la Fábrica

Tras oír disparos, Raquel exige pruebas de vida de los rehenes. Tiempo después las recibe, pero son inútiles, así que ella misma entra en la Fábrica. Lleva un micrófono, que pronto es descubierto, aunque en realidad contiene un vídeo para Río, convenciéndole para que se entregue.

Uno a uno, consigue entrevistarse con todos los rehenes, excepto con Alison. Harta del juego, les revela a Río y Tokio la enfermedad de Berlín. El tiempo corre, y sin contacto con sus compañeros la entrada de los GEOs está cerca. Finalmente, puede ver a Alison antes de salir del lugar.

Fin de la relación con Ángel

Raquel y Ángel llegan a la conclusión de que uno de los dos ha sido el topo de los atracadores. Suárez le informa de sus investigaciones acerca de los explosivos usados por la banda. Para su enfado, se entera de que Alberto también participa en el caso, alegando que es el mejor agente que tienen.

Aníbal Cortés le llama. Le informa que es imposible entrar debido a los explosivos, y Raquel le implora que necesitan un aliado en el interior. Él tiene dudas sobre si colaborar o no, dado que El Profesor ya les ha dado un gran entrenamiento psicológico para tratar este tema. Pese a que Raquel le dice que cumplirá una condena de unos dos años, El Profesor les ha dicho que en realidad oscilaría de entre 100 a 700. Para forzar la negociación, Río le pide que el Presidente del Gobierno participe con una medida surrealista.

Raquel y Ángel hablan acerca de la filtración. La inspectora pretende apartarlo del caso hasta resolver la incógnita, pero éste se rebela y le hace reflexionar sobre si ha sido ella la culpable. Él sigue sospechando del Profesor, y le confiesa que ha estado investigándole. Murillo le insinúa si los atracadores le están sobornando, a lo que él reacciona insultándole. Ella le pide a Suárez que lo espose, pero él se niega ante la sorpresa de la petición. Finalmente, Raquel le insulta y lo repudia, apartándole de todo.

Ángel deja un mensaje a Raquel, afirmando que no es el topo y que reflexione sobre su actitud, ya que le arruinará su vida. Mientras tanto, El Profesor termina teniendo la cita que había acordado anteriormente con ella. Aunque éste cree que la inspectora está coqueteando con él, realmente le amenaza con una pistola (siguiendo la advertencia de Ángel) y le obliga a llevarle al hangar.

Rubio le llama de nuevo, esta vez conduciendo mientras bebe alcohol. La inspectora, mientras tanto, está en el hangar observando qué hay en su interior. Sorprendentemente, El Profesor lo ha re-decorado por completo, creando una nueva coartada para no ser descubierto. Ella, abochornada, le pide disculpas ante tal descubrimiento. Finalmente, terminan acostándose.

Una vez más, Ángel deja varios mensajes en el contestador de Raquel, advirtiendo sobre el descubrimiento de que El Profesor es su enemigo. No obstante, ésta no contesta ya que está con él. Finalmente le deja un último mensaje en su casa, donde está Mariví, pero por desgracia sufre un accidente con el coche al estar distraído.

Cerco a la banda

Raquel Murillo está en el bar, recuperándose de la noche de pasión con El Profesor. A través de la televisión, se entera de la huída de rehenes y del accidente que ha sufrido su compañero Ángel Rubio. En el hospital, se encuentra a su compañero junto a su mujer Mari Carmen. La segunda le pregunta los motivos del accidente, dado que ha bebido y conducía errático, con una actitud cercana al suicidio. La inspectora no quiere reconocer qué ocurrió, pero Mari Carmen está dolida por el hecho de que su marido lleva años enamorada de ella, y suponiendo que ella ha sido la causante de su extraño estado esa noche.

Prieto le dice a Raquel que han encontrado el micrófono del Profesor instalado en las gafas de Ángel. Ella queda sorprendida, al haber tratado a su compañero como un traidor, pero Suárez y el coronel intentan consolarla. Mariví intenta llamar al móvil de su hija, pero está ocupada y su contestador lleno, debido a que Rubio le había llamado 16 veces horas antes. Junto a Prieto, la inspectora se dispone a escuchar los primeros mensajes que Ángel le dejó. Al sentirse culpable, detiene su actividad, sin haberse enterado de que Salva es el responsable del atraco.

Raquel huye de la carpa dirección a la Fábrica. Ya en la puerta, es apuntada en la cabeza por Helsinki. Finalmente, Suárez y Prieto se la llevan a cubierto. Tras superar el cuadro de ansiedad, Prieto le dice a Raquel que vuelva a casa y descanse, siendo relevada por el comisario. A continuación ella llama a Salva, a quien pide ayuda. Sin concretar la cita, le cuelga el teléfono.

La inspectora llega a su casa, donde se encuentra sorprendida a Salva. Al preguntarle por su estancia allí, le miente con el pretexto de afianzar su relación quedando a comer con su madre. Los tres conviven en una adorable escena familiar, aunque Raquel está ausente. Mientras escucha al Profesor hablar, ata cabos respecto al sospechoso que andan buscando. A continuación llama a Suárez y le pide que rastree toda la información posible acerca de una finca en Toledo, lugar donde previsiblemente se entrenaba la banda antes del atraco.

Raquel, agotada, se acuesta en la cama en compañía de Sergio. Suárez le interrumpe con una llamada, asegurando que han encontrado la finca de Toledo. Como favor personal, Murillo le pide a Marquina que conduzca por ella hacia el lugar. La policía y Sergio llegan a la finca. Tras empezar el registro, terminan encontrando un gran despliegue de información al respecto del plan de atracar la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

Galería de imágenes

Promocionales

Episodios

Personajes
Atracadores El Profesor · Tokio · Berlín · Río · Moscú · Denver · Nairobi · Helsinki · Oslo
Policías Raquel Murillo · Ángel Rubio · Coronel Prieto · Suárez · Alberto Vicuña · Comisario Sánchez · Pilar
Rehenes Mónica Gaztambide · Arturo Román · Alison Parker · Pablo Ruiz · Mercedes Colmenar · Ariadna Cascales · Jacinto
Otros Mariví Fuentes · Paula Vicuña · Presentadora de Informativos · Madre de Tokio · Julia Otero · Periodista 1 · Periodista 2 · Laura · Médico · Nikolai Dimitrievich · Paco · Madre de Río · Mercedes Pascua · Compañero de celda de Berlín · Susanna Griso · Alfonso Egea · Nacho Abad · Mari Carmen · Farmacéutica